El drama de los transportadores ‘atrapados’ en el bloqueo de La Lizama

El drama de los transportadores ‘atrapados’ en el bloqueo de La Lizama

Son decenas de vehículos, en su mayoría de carga, los que permanecen apostados sobre la vía Barrancabermeja – Bucaramanga, debido al monumental trancón que dejan los bloqueos que adelantan las comunidades rurales para exigir el arreglo de la vía Puente Sogamoso – El Llanito. Los conductores, quienes completan más de 24 horas ‘atrapados’, lanzaron un SOS.

El drama, según ellos, lo viven porque empiezan a sentir la escasez de comida y agua, además, por las precarias condiciones en que deben pasar las noches. “Estamos desde el pasado martes acá, en un paro que no nos compete, nosotros necesitamos llegar a donde vamos a descargar y ya estamos sin plata, sin comida (…) estamos durmiendo en los vehículos o debajo de ellos y cada comida nos la venden a $30 mil, el agua a $4 mil, ya no damos más”, contó Fabio Rosado, conductor.

A eso se suma que, en medio de la oscuridad, se han acrecentado los problemas de seguridad y muchos de ellos han terminado siendo víctimas de delincuentes. “Nosotros no podemos ni dormir, porque pasan es a atracar, nos toca trasnochar para hacer vigilancia; mientras unos duermen los otros ‘tiran bombillo’ para hacer vigilancia”, dijo un transportador.

La situación, según el gremio de conductores, se hace cada vez más crítica por lo que hacen un llamado al Gobierno nacional para que atienda las solicitudes de los manifestantes y se levante el bloqueo. “Esto no es nada nuevo. Siempre nosotros somos los perjudicados, cada paro nosotros somos los afectados. Eso es pan de cada día, bloquean las vías y nosotros somos lo que llevamos del arrume; pedimos que se atienda esta problemática y se abra la vía”, expresó Raúl Duarte, líder del gremio transportador.

El drama que viven los transportadores es igual para ciudadanos, que esperan que se dé paso en la vía y así poder llegar a sus lugares de destino. “Yo estaba en la sala de diálisis y cada vez para pasar es un problema para poder ingresar, yo debo pasar tres veces a la semana, pido que por favor nos den vía libre por lo menos a ambulancias y personas discapacitadas”, narró Nataé Flórez.

El tránsito hacia el punto de los bloqueos se ha hecho imposible, incluso para motociclistas y peatones, ya que transportadores de carga han atravesado sus vehículos para impedir el paso, “si nosotros no podemos pasar, no pasa nadie. Acá hay más de uno haciendo negocio con los transbordos”, explicó un conductor.

El rebusque de los ‘motopiratas’

En medio de los bloqueos y las dificultades de movilización, los trasportadores informales se convierten en la única opción que tienen quienes desean llegar al punto de las protestas para tratar de cruzar y hacer transbordo. Desde el sector de la Fortuna hasta la Y, una carrera puede costar hasta diez mil pesos.

“Desde el tranque de La Fortuna hasta la Y estábamos cobrando ayer entre $8 mil y $10 mil pesos; ya si traen muchas maletas de $12 mil, $15 mil; montamos hasta dos personas porque uno ve gente que viene caminando y no pueden más porque es un trayecto de cerca de 12 kilómetros”, dijo un transportador informal.

Los motociclistas también se las ingenian para cobrar por el transporte de agua y alimentos para quienes permanecen en medio de los bloqueos. Sin embargo, con la decisión de los transportadores de carga de hacer cierres con sus vehículos, esta tarea ya se hace casi imposible para los mototaxistas.

Mientras esto pasa, en el punto de la protesta, las comunidades rurales aseguran que mantendrán los bloqueos hasta tanto haya una respuesta satisfactoria por parte del Gobierno Nacional y departamental frente a sus peticiones.

CATEGORIES
TAGS